¿Qué son los implantes corticales?

Implantes corticales Madrid para quienes han perdido masa ósea mandibular

Cuando se habla de implantes corticales se hace referencia a un tipo específico de elementos, que sirven para cubrir los espacios dejados por piezas dentales perdidas. Sin embargo, no se trata de los que convencionalmente se componen de un perno y de una corona.

En su defecto, estos se posicionan en pacientes que, por alguna razón, han perdido masa ósea mandibular. Pero, ¿cómo logran engancharse al hueso si no hay la suficiente porción del mismo?

«La mandíbula (antiguamente denominada también maxilar inferior) es un hueso impar, plano, central y simétrico, en forma de herradura, situado en la parte anterior, posterior e inferior de la cara» Wikipedia.org

¿En qué consiste el tratamiento con implantes corticales?

Este tipo de implantes se posiciona mediante una pequeña cirugía bucal. Lo primero que se usa es una prótesis provisional, que será retirada en las siguientes dos semanas. Es en ese momento, cuando se implanta el elemento definitivo. Es preciso poner al paciente sedación consciente para reducir las molestias propias del tratamiento.

El implante dental se compone por una férula que se pone en el hueso cortical, de allí su nombre. Aunque pudiese parecer un procedimiento bastante complicado, no lo es. Por el contrario, son mayores las ventajas que ofrece este recurso de la odontología moderna.

Implante dental cortical

¿Cuáles son las ventajas de este tipo de implantes?

Ante los implantes convencionales, los corticales ofrecen una serie de ventajas. Entre ellas están:

  1. La técnica que se utiliza para posicionarlos es poco invasiva.
  2. Se pueden usar en casi cualquier tipo de paciente.
  3. Son funcionales e imperceptibles.
  4. Estéticamente, compaginan con la arcada dental sin desentonar.
  5. El procedimiento no causa molestias significativas.
  6. No genera ninguna incomodidad a corto, medio o largo plazo.

¿Cuándo se debe usar un implante cortical?

Los implantes corticales son ideales para aquellos pacientes que tienen poca masa ósea en la mandíbula. Hasta hace un tiempo, era casi imposible llevar a cabo un procedimiento con las características de este tipo.

En tal sentido, como se requiere de una incisión y de la maleabilidad en las zonas dentales, es indispensable tener, en primera instancia, la opinión del especialista. Es el odontólogo quien determinará el momento preciso para realizar el tratamiento.

También, hay que realizar una serie de estudios radiológicos que sirvan de base, para que el experto en implantes dentales, pueda crear un plan de ejecución. Incluso, existen clínicas de salud dental en Madrid que se valen de la tecnología, para crear un modelo virtual en el que se proyectan los posibles resultados, con el propósito de que el paciente se familiarice con el proceso.

Fuente del vídeo: Clínica dental Madrid – SALUD DENTAL BLANCO

Deja una respuesta