La mejor guardería bilingüe: ¿cómo hacer que tus hijos sean mejores comunicadores?

la mejor guardería bilingüe

Estar en casa y encontrarse con los pequeños que regresan de la mejor guardería bilingüe comunicándose en otro idioma puede ser algo sorpresivo, pero sin duda fascinante. Cada día, nos encontramos más expuestos a otros idiomas, acentos o culturas; y los más chicos no están exentos de ello.

En este sentido, es durante el desarrollo infantil, cuando las capacidades lingüísticas se encuentran a mayor nivel. Somos capaces de recibir, almacenar, asociar y usar una cantidad ilimitada de vocabulario, sonidos y estructuras propias o no de nuestro idioma materno.

Dadas las numerosas ventajas cognitivas, educativas y sociales que ser bilingüe trae consigo, en pleno 2018, el monolingüismo parece haberse convertido en una modalidad de analfabetismo. Criar niños que dominen dos idiomas, forma parte de una nueva manera de educar, mediante la cual les motivamos a abrirse a distintas opciones de comunicación. Así, permitimos que su desempeño y modo de actuar en diferentes escenarios, sea más eficaz.

Los niños se sienten más libres y cómodos a comunicarse con otros, sin atender a si comparten o no el mismo origen, y, por consiguiente, el idioma. Es por esto que, involucrar a nuestros pequeños en la mejor guardería bilingüe representa un estilo de crianza que busca principalmente:

  1. Enseñar a comunicarse de forma espontánea desde temprana edad; debido a que el proceso cognitivo de adquisición de una segunda lengua ocurre con la misma naturalidad con la cual se adquiere la materna.
  2. Usar dos códigos lingüísticos simultáneamente durante la etapa de reconocimiento del mundo que les rodea. Igualmente, aprenden a desarrollar sensibilidad auditiva, al tener que identificar sonidos propios de cada lengua.
  3. Resolver problemas con mayor eficacia, puesto que un individuo bilingüe, adquiere cargas culturales propias de los idiomas aprendidos, que le capacitan para tener dos perspectivas de la misma situación. Así mismo, les permite valorar diferentes aspectos a la hora de tomar decisiones.

Formar niños bilingües significa abrirles las puertas a nuevas y emocionantes experiencias comunicativas, que les nutren y ayudan a expresarse de manera genuina. De igual forma, les ofrecen un amplio abanico de oportunidades para sobresalir a nivel educativo, social y personal.

Deja una respuesta