¿QUE SABES SOBRE TU SEGURIDAD LABORAL?

Día a día debemos cumplir con nuestras obligaciones laborales para las que hemos sido contratados por nuestros empleadores, somos conscientes de nuestra responsabilidad y nuestro compromiso para lograr los objetivos de la empresa a la que prestamos nuestros servicios. Sin embargo, parece que en algunas ocasiones olvidamos lo que significa la palabra contrato, ese documento que firmamos no solamente nos obliga como empleados sino que también tiene una serie de obligaciones para el empleador, que a su vez se constituyen en derechos para los empleados. El abogado laboralista es el que mejor puede asesorarnos.

Dada la necesidad de obtener un empleo y conservarlo, terminamos olvidando que una relación laboral es algo contractual en donde ambas partes deben responder, cosa que algunos empleadores han olvidado y en lugar de buscar cumplir al pie de la letra el contrato, parece que buscan la manera de evitar sus obligaciones gracias a que tiene el poder de negociación. Con lo anterior, me refiero a que si no cumples con sus obligaciones simplemente es despedido, ¿pero que ocurre si el empleador incumple? Bueno pues depende de ti hacer que la ley que lo ampara sea efectiva.

En aspectos de seguridad, no importa que labor desempeñes en su trabajo, no importa si es de alto o bajo riesgo, todas las empresas deben cumplir con los requerimientos mínimos de seguridad para protegerlo frente a eventuales accidente de trabajo.

La ley es muy clara al respecto y define las situaciones en las que se puede ver afectado un empleado en un accidente laboral, los montos a indemnizar y los procedimientos legales. Sin embargo, existen casos en los que la empresa evita a toda costa reconocer dichas situaciones para librarse del pago de indemnizaciones y sanciones.

No lo dudes y recurre a tu abogado laboralista

Pero no te preocupes, si eres víctima de un accidente laboral y tu jefe no le reconoce o simplemente trata de ocultar la situación con una indemnización mínima, es el momento de recurrir a un abogado laboralista. Pon tu caso en manos expertas de quienes poseen el conocimiento suficiente para identificar todas las variables que le pueden servir para presentar una demanda formal por la que seas recompensado de la forma que dicta la ley.

No permitas que tus derechos se vean vulnerados, muchas veces cometemos este error por desconocimiento, o simplemente por temor a perder nuestro trabajo. Recuerda siempre que eres parte integral del contrato laboral y que no eres el único que tiene obligaciones frente a este. Tu participación es tan importante como la del empleador y estás en toda la potestad de reclamar cuando sientas que no se respetan tus derechos.

Apreciado lector, con lo anterior no quiero incitarte a que te formes una idea revolucionaria frente a tu empleador, simplemente quiero que tengas la valentía de reclamar cuando sea necesario y usa los mecanismos que la ley define para que lo hagas de una manera diplomática y seria.

Deja un comentario